Comprar flores artificiales, una práctica ancestral

comprar flores artificiales -

Comprar flores artificiales, una práctica ancestral

En el artículo de hoy queremos hablarte de la historia que hay detrás de comprar flores artificiales, ya que hace muchos años que las plantas y flores artificiales están presentes en nuestras vidas.

Hay veces, que hasta que no tocas las flores para saber si son naturales o están elaboradas de forma artificial, no sabes si son naturales o artificiales. Las técnicas de confección de plantas artificiales se han ido perfeccionando tanto, que ¡sólo les falta el aroma! Comprar flores artificiales es cada vez más habitual y no es una moda que viene de ahora, sino que se trata de una historia ancestral.

El primer país que produjo flores artificiales fue China, aunque también se encontraron algunos arreglos artificiales en Egipto. Los chinos, utilizaban pequeños trozos de papel de arroz y seda para hacer extravagantes arreglos, que después colocaban en ceremonias o en sus casas.

Más tarde, los romanos empezaron a hacer imitaciones de flores utilizando cera y conseguían resultados muy realistas. Era una muestra de lujo y poder y también solían utilizarse como recompensa. Aunque años más tardes, los grandes herederos fueron los italianos. Ellos fueron los primeros en comercializarlas y, después, su arte y sus técnicas se expanden por Europa.

En el siglo XIV, también nacen los arreglistas franceses e ingleses y en América del Sur, los nativos encontraban su inspiración en el plumaje de las aves para hacer sus flores. Los victorianos hicieron famosos los ornamentos y decoraciones muy recargadas y, entonces, las flores empezaron a confeccionarse con materiales más refinados como la gasa, el terciopelo, la muselina o el satén.

Después, en Asia, las flores siempre han tenido mucho simbolismo para taoístas, maoístas y budistas y también las plantas tenían funciones medicinales y religiosas. Es en China donde nace en Ikebana o arte de arreglar flores, en el que cada planta o flor tiene un significado simbólico. Un arte muy importante en Japón, donde consideran que se trata de una disciplina que une al hombre con la naturaleza.

¿Por qué regalar y comprar flores artificiales?

Regalar flores nos ha servido para muchas cosas; para dar las gracias, pedir perdón, desear una pronta recuperación, expresar condolencias... Comprar flores artificiales puede servir también para mejorar la decoración y el bienestar de nuestra vivienda, entre otras cosas. Son muchas las ventajas que pueden proporcionarte las plantas y flores artificiales, sobre todo la durabilidad.

Como especialistas en la creación y diseño de ramos y plantas artificiales, podemos confeccionar propuestas a medida. Si quieres comprar flores artificiales realistas y de máxima calidad, visita nuestro catálogo online y descubre todas las posibilidades que tienes a tu alcance.

Si lo deseas, puedes contactar con nosotros rellenando nuestro formulario web con tus datos y tu consulta.